viernes, 17 de diciembre de 2010

Por...

Por tus ojos casi-negros, por tu cicatriz, por tu arritmia y tus ocurrencias absurdas. Por las tardes de no-películas, los charcos pisados y el té feliz.Por la noche de ahorcado y café. Por la cama ruidosa y tu camiseta. Por lo que fuimos, somos y seremos.

(U don't loosen to m...)

sábado, 20 de noviembre de 2010

Indigestión

Hay veces en las que las palabras parece que han desaparecido del cerebro, justo en el momento preciso. En cambio, hay otras en las que necesitas vomitarlas, pero lo ves tan absurdo que te las tragas. Luego te provoca una indigestión y mueres.


(xD)

sábado, 13 de noviembre de 2010

Calaveras

Algún día, cuando se quemen todos los teatros, se encontrarán en los sofás, detrás de los espejos y dentro de las copas de cartón dorado, la reunión de nuestros muertos encerrados allí por el público.



¡Hay que destruir el teatro o vivir el teatro!

viernes, 8 de octubre de 2010

Ciudad sin sueño (Nocturno de Brooklyn Bridge)

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!

Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.



Federico García Lorca.


Me apetecía poner uno de los mejores poemas de la historia.

jueves, 10 de junio de 2010

Dans mes auditions...



Tu peux toujours savoir en quel état d'esprit je me trouve, toujours à travers mes casques, de ma musique…

martes, 27 de abril de 2010

En el tiempo

Prácticamente esto está ventilado, pero la opresión nunca termina...

jueves, 15 de abril de 2010

Me gusta...

... escuchar el viento.
... escuchar la lluvia.
... leer con una luz muy tenue.
... los primeros rayos de sol de la mañana.
... el olor del café.

sábado, 3 de abril de 2010

¿Qué queda?






Las cenizas son las cicatrices de los recuerdos, que al final es lo que nos queda.


(Levántate de pie)

viernes, 2 de abril de 2010

El Mundo

La palabra fiebre es la más bella de la lengua (fiebre, fiebre, fiebre). Ninguna de las drogas que probé luego, a lo largo de la vida, me proporcionó las experiencias alucinógenas de la fiebre. Deberían vender pastillas productoras de fiebre. No mucha: esas ocho o nueve décimas que nos extrañan de la realidad. Recuerdo todas y cada una de las ocasiones en las que he visto el mundo a través de la fiebre. Todas y cada una de las ocasiones en las que el mundo me ha mirado a mi a través de la fiebre.

- Juan José Millás -

Fantástico

miércoles, 31 de marzo de 2010

La rubia perfecta




Eres tú, eres tú la chica con la que soñé.
Eres tú, eres tú, eres tú, eres tú a la que siempre forniqué.
Eres tú, eres tú, la chica con la que flipé.
Eres tú, eres tú y esta vez yo... lo sé.

Sus cálidas rastas se acercan a mí,
esos ojos azules, boquita de alcohol,
la rubia perfecta de mi corazón.
Sus pechos rosados me ponen a mil,
su culo bonito, empetado con un tanga rojo
que empieza en las piernas,
que sube, que baja, que viene, que va,
que cato un poco tus piernas y pam!

Eres tú, eres tú la chica con la que soñé.
Eres tú, eres tú, eres tú, eres tú a la que siempre forniqué.
Eres tú, eres tú, la chica con la que flipé.
Eres tú, eres tú y esta vez yo lo sé.

Pasaron los días y ya te caté.
Y lo que tú fuiste, nena, me dejó de poner.

Y ahora me quedo con otra mujer
que tenga más morbo, más pecho, más culo, más rastas,
y sin pelo en la piel.

No eres tú no eres tú la chica con la que soñé.
No eres tú, no eres tú, no eres tú no eres tú a la que siempre forniqué.
No eres tú, no eres tú, la chica con la que flipé.
No eres tú, no eres tú y esta vez yo lo sé.

Ese pelo dorado ya no me supo convencer.
Esos ojos azules, lentillas de palo una ilusión.
La boquita de alcohol parecía un garrafón,
la rubia imperfecta de mi corazón.

Así que amiguito que sepas que nada es perfecto,
que hay peces que vienen, que peces que van,
que peces que cato, q pesco, q tiro, y q todos luego
vuelven al mar? se van, se van, se van.

No eres tú no eres tú la chica con la que soñé.
No eres tú, no eres tú, no eres tú no eres tú a la que siempre forniqué.
No eres tú, no eres tú, la chica con la que flipé.
No eres tú, no eres tú y esta vez yo lo sé.


Raaaassssssssssssssta

martes, 30 de marzo de 2010

She's the one




Yeah yeah she's the one
Yeah yeah she's the one
When I see her on the street
You know she makes my life complete
And you know I told you so
She's the one, she's the one
Yeah yeah she's my girl
Yeah yeah she's my girl
When I see her on the street
You know she makes my life complete
And you know I told you so
She's the one, she's the one
She's the one
Know I'll never find a girl like you
But in my heart I'll always love you
Yeah yeah she's the one...
When I see her on the street
You know she makes my life complete
And you know I told you so
She's the one, she's the one
She's the one
Know I'll never find a girl like you
But in my heart I'll always be true
Yeah yeah she's the girl
The best girl in the whole wide world
When I see her on...
She's the one
She's the one, she's the one, she's the one
She's the one, she's the one, she's the one
She's the one, she's the one, she's the one

Thus it is as I feel today

viernes, 26 de marzo de 2010

Primavera

Los rayos solares te mecen con ternura, mientras las flores desprenden perfumes embriagadores que te rodean y envuelven, que ablandan tu joven y maltrecho corazón, que lo animan, lo enamoran, lo enloquecen…

El músculo se viste de rojo pasión, sonríe feliz al sentir la calidez de toda la Naturaleza a su alrededor, y va descubriendo poco a poco las maravillas de la vida, los pétalos se abren y dejan que la luz diurna se deslice majestuosamente sobre ellos, y el corazón lo imita, se abre al mundo y deja que el amor entre en él.

Tal como las flores crecen y crecen bajo el cielo despejado, aquel músculo que bombea se alimenta de las nuevas sensaciones que va conociendo y comete el error de cerrar sus ojos y dejar que aquella experiencia le guíe ciegamente.

Y el amor comienza a jugar con el corazón inocente.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Invierno

El frío rodea tu corazón, por las venas corre escarcha, la sangre rojiza y tibia cae al suelo sellando la nieve que se amontona a tus pies, dejando un camino de dolor, angustia, nostalgia…

La brecha abierta en aquel débil músculo que te mantiene con vida está congelándose, cubriéndose con finas láminas transparentes de hielo, que no se derrite porque tu corazón se ha enfriado.

Ha perdido la llama que le resguardaba del dolor, el fuego se ha ido extinguiendo y ahora un fino hilo de humo señala que la llama ha desaparecido, ha dejado que el hielo la congelase y la destruyese sin piedad.

Pero en el horizonte los rayos del Sol salen tímidos, acariciando al músculo que bombea como ausente, sumergido en sus propios llantos, y poco a poco lo despiertan de su letargo, taladrando al principio de forma disimulada la coraza de hielo que lo rodea y luego entrando con fuerza e iluminando todo lo que encuentra a su paso.

Y el amor se asienta en lo que ha dejado de ser un corazón helado.